Consejos para ahorrar en el mantenimiento de tu Piscina

 

1- USO DE COBERTORES. Colocación de cubierta solar durante el verano y cubierta de protección durante el invierno.

La colocación de ambos tipos de cobertores permite que no caiga dentro de la piscina materia orgánica del exterior (polen, hojas, polución, tierra…) lo que implica que se consuma menos producto químico y se alargue la vida útil del filtro y del material al evitar gran parte de la suciedad. De esta manera también ahorramos en tiempo de mantenimiento tanto en invierno como en verano.

La colocación de cobertores solares durante el verano evita la evaporación del agua de la piscina en torno a un 60% lo que supone un importante ahorro en agua.

Su colocación durante el verano evita la evaporación en casi 60%, esto supone un ahorro en agua y también desinfectante, ya que si se tarta de un desinfectante volátil nos evita que la piscina consuma más químico de los necesarios.

En caso de piscinas climatizadas la colocación de este tipo de cobertor cuando la piscina no se usa, ayuda a mantener la temperatura del agua lo que se traduce en un ahorro en el consumo eléctrico.

Cobertor de invierno:

Tapando la piscina en invierno ahorramos en gastos de mantenimiento, producto químico y ahorramos mucho trabajo, pues la Piscina está protegida de la suciedad proveniente del exterior. Además, el vaso de la piscina se conserva mejor al no estar expuesto a la radiación solar, heladas…

2- BOMBAS DE VELOCIDAD VARIABLE

Con las bombas de velocidad variable se ahorra en el consumo eléctrico pues se puede variar el número de revoluciones del motor según nuestras necesidades.

«Calculadora de Eficiencia energética» que permite calcular el ahorro anual en función de los metros cúbico de la piscina y las hora de funcionamiento de la instalación.  //bit.ly/2HXYrkM

3- MATERIAL FILTRANTE VITREO

El lavado de filtro necesita de consumo de agua, si utilizamos como materia filtrante el vidrio, el ahorro en agua es de un 25% durante este proceso. También se reduce el consumo de cloro pues hay menos bacterias que eliminar, El vidrio no se sustituye aprovechando un cambio de masa filtrante convencional, que se realiza cada 7 y 10 años, según tipo de agua y mantenimiento, podemos aprovechar para sustituirlo por este nuevo tipo de masa filtrante más duradera y eficiente.

4- CLORADOR SALINO Y REGULADOR DE PH

Estos equipos suponen una inversión inicial que se amortizan en unos 5 o 6 años con el ahorro que nos permite no compran desinfectantes y reductores o incrementadores de PH, haciendo además que se disfrute de agua saludable.

En torno a los cuatro hay que cambiar la célula que disocia la sal y produce el hipoclorito, pero después de ese primer cambio, el equipo está prácticamente amortizado.

5- NO VACIAR LA PISCINA

No vaciar la piscina tiene dos ventajas: evita el coste ecológico al no desperdiciar agua y ahorro en la factura del agua.

6- REGULADOR DE NIVEL

Sirve para mantener el nivel del agua siempre en condiciones óptimas en la piscina, evitando que se tenga que rellenar la piscina con agua de manguera o cubas. Hay que revisar el vaso para poder ver si hay fugas en el vaso.

7– EL USO DE PRODUCTO QUÍMICO

Controlar la forma adecuada los niveles químicos del agua son fundamentales para evitar pérdidas en la calidad del agua.

Si no se tienen equipos de control y dosificación de cloro y pH que garantizan un agua desinfectada y saludable, se deben elegir productos químicos fiables y de calidad. Algo importantísimo es usar productos de calidad profesional. La generalización de venta de productos químicos para piscinas en grandes superficies ha llevado este mercado a una guerra de precios que provocan que la calidad y riqueza de los productos se vean mermadas. Consulte a un profesional que le asesorará cómo usarlo y en que cantidad. Todo ello nos conllevará un ahorro en problemas para la piel de los usuarios, con el consumo eficiente de químicos y con la calidad del agua óptima.

8– PROYECTORES LED

La tecnología led nos hace ahorra hasta un 80% de la energía utilizada con proyectores incandescentes de 300W, que se instalan en las piscinas. Además la duración se calcula 10 veces más.